La fuente de la eterna juventud

Aún no se ha encontrado la fuente de la eterna juventud y probablemente nunca demos con ella pero cuidar la salud de tus telómeros te ayudará a retrasar los efectos del envejecimiento. Quizás no hayas oído hablar nunca de ellos, te voy a explicar cuánto de importante es que los cuides para frenar tu envejecimiento.

¿Qué son los telómeros?

Son regiones de secuencias repetidas de nucleótidos que se encuentran en ambos extremos de cada cromosoma. Protegen el genoma de la degradación nucleotídica, la recombinación innecesaria y la fusión intercromosomal. Son fundamentales en la preservación de la información de nuestro genoma.

¿Cómo afecta el paso de los años en los telómeros?

Durante cada división de la célula una pequeña porción de ADN telomérico se pierde. El acortamiento de los telómeros ocurre en cada replicación del ADN y, si continúa, conduce a la degradación cromosómica y muerte celular. La longitud de los telómeros puede determinar la esperanza de vida de una célula y un organismo.

¿Qué puedes hacer para cuidar tus telómeros?

Existen multitud de estudios sobre cómo afectan directamente nuestro estilo de vida en el proceso de degradación y acortamiento de los telómeros.

Factores que aceleran la degradación


Fumar

Incrementa el estrés oxidativo, acelera el acortamiento de los telómeros y puede aumentar la tasa del proceso de envejecimiento.

Personas adultas haciendo deporte

Obesidad

Es una enfermedad que está asociada con el incremento del estrés oxidativo y el daño en el ADN. Hay estudios que indican que la circunferencia de la cintura está significativamente correlacionados con niveles altos de especies reactivas de oxígeno en plasma y orina.


Estrés

Está relacionado con las hormonas glucocorticoides. Estas hormonas reducen los niveles de proteínas antioxidantes y pueden causar un incremento en el daño oxidativo del ADN y acelerar el acortamiento de los telómeros

Factores que frenan el envejecimiento de los telómeros


Ingesta de fibra y ácidos grasos omega-3

Una ingesta rica de ambos están directamente relacionado con unas tasas más bajas de reducción de los telómeros.


Reducción en la ingesta alimenticia

La restricción de la dieta o una ingesta de menores cantidades de alimentos tiene un impacto extremadamente positivo en la salud y la longevidad, ya que hay una reducción en la carga oxidativa y el daño en el ADN


Actividad física

El ejercicio reduce la grasa nociva y ayuda a movilizar los productos de desecho para una eliminación más rápida. Esto conduce a un estrés reducido y una preservación del ADN y los telómeros. Hay estudios que han mostrado que el ejercicio se asocia con una reducción del acortamiento de los telómeros.

Una vez más la misma receta, llevar a una dieta sana y equilibrada, realizar actividad física moderada y alejarnos de cualquier hábito que aumente el estrés oxidativo.

¡Me despido de ti hasta la semana que viene, no sin antes animarte a que te cuides para que tu vida sea aún mejor!

30 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo